Un día lejano

El bazar de Urías

Letra: Hector Gamboa • Música: Fidel

Cuando el bus de seis se fue
y quedaste sola,
callado el corredor
de tus lamentos,
una lágrima cayó de la rockola
por el amor de vano juramento.

El depósito en sombras
va jugando tablero,
siguen ganando las chapas boca arriba,
la cantina permanece en carne viva
herida grave de aquel ron traicionero.

Tal vez no va en el bus,
tal vez se baje,
puede ser que decida posponer el viaje,
tal vez cuelga tu sueño y no sabías
por un colón o dos
en el Bazar de Urías

Tenaz la noche
se coló y no quiere irse
sin conversar con pedal cansino,
la máquina que cose tu destino,
vestido gris del que va sin despedirse.

El alba como un hombre
va tocando la puerta,
se embriaga con las gotas
de sereno.
Solo alcanzó a pensar
que sería bueno
estar soñando de nuevo
y no despierta.

Tal vez no agarre el bus,
tal vez te espere
en el Bazar de Urías y si quiere
puede que cuelgue aquí
la noche triste,
que te siga esperando
y no supiste.