Noticias

1 de Abril de 2011

220 mil buenas razones para decir alto a los incendios forestales

¿Cuántas veces, camino a la playa, vemos un fuego a la orilla de la carretera y seguimos de largo? ¿Cuántas veces nos indignamos o tratamos de cambiar el curso de las cosas? Quizás la indignación debe nacer desde nosotros mismos, para no olvidar tan pronto los daños que producimos y canalizar esta sensación por medio de esfuerzos organizados y así frenar los incendios y las manos que atizan esos fuegos, por medio de herramientas que apelen a la conciencia y al compromiso de toda la sociedad civil.

Con esta motivación, la de cambiar y mejorar nuestro ambiente y cambiar formas de hacer las cosas, esta semana arrancó la campaña “Algo Nuestro Se Quema”, que tiene como meta reducir la cantidad de incendios forestales que ocurren en el país.

Y, aunque Costa Rica ha hecho en los últimos 20 años un gran esfuerzo para reducir los incendios forestales, lo que año tras año se sigue quemando es realmente mucho. Actualmente, el país genera 12 millones de toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2), de las cuales 220 mil fueron producidas por estos incendios en promedio en los ultimos cinco años, además, se estima que cada verano se queman en unas 20 mil hectáreas (promedio de los ultimos cinco años) de ecosistemas naturales (aproximadamente 5 veces el tamaño de la ciudad capital San José). Bosques secundarios, charrales y humedales son algunos de los ecosistemas más afectados por las quemas.

La casi totalidad de estos incendios forestales son producidos por descuido humano. En la mayoría de los casos se trata de quemas de pasto o de basura que se escapan con el viento, pero el mayor porcentaje, sobre todo en las Áreas Protegidas de Costa Rica son provocados intencionalmente por cazadores o pobladores de las zonas donde ocurren, la venganza y vandalismo.

“Es preocupante, no solo por la generación de CO2 al ambiente, sino por la degradación ambiental, la afectación de las fuentes de agua, la reducción de la biodiversidad y de afectación a la salud humana”, aseguró Luis Diego Román Madriz, Coordinador de la Comisión Nacional sobre Incendios Forestales (CONIFOR).

La campaña “Algo Nuestro Se Quema”, se inspiró en el testimonio sobre los esfuerzos de conservación del bosque tropical seco, que presentó en 2010 el documental Se Quema el Cielo del fotógrafo y documentalista Luciano Capelli.

“Estamos tan acostumbrados desde pequeños a las quemas y a su práctica verano con verano, que ni siquiera nos damos cuenta cuando éstas se transforman en un incendio que devora miles de hectáreas. Por eso, creemos importante que todos colaboremos para abordar con acciones el problema”, sostuvo Capelli.

¿Cómo colaborar?

“La idea de la campaña es hacer visibles los incendios que se dan cada año, hacer que la gente esté consciente de lo que sucede cada vez que se topa con un fuego camino a la playa. Por esto estamos invitando a todo el mundo a entrar al Facebook bajo la palabra clave Se quema el cielo, para subir fotos, videos e información. Queremos que mucha gente participe, que cuelguen afiches en sus comunidades, que cuenten sus historias. Que cada quien aporte lo suyo”, sostuvo Jaime Gamboa, bajista de la agrupación nacional Malpaís, quien además fue el autor de la letra de la canción que interpreta el grupo y que acompaña los anuncios que se pueden escuchar en radio y televisión.

La iniciativa de esta campaña surgió de Ojalá Comunicación, productora del documental y empresa dedicada a la comunicación social, de la mano de la Comisión Nacional sobre Incendios Forestales (CONIFOR) y con el apoyo de organizaciones como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ProParques, la Fundación Galileo, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), Papaya Music de Centroamérica y el reconocido grupo Malpaís.

Además de concientizar sobre el problema, la campaña estima recaudar 5 millones de colones para financiar la producción de materiales educativos.

“Una campaña necesita dinero para ser efectiva. Todos los que estamos colaborando en esto hemos donado nuestro trabajo, pero una campaña para ser efectiva necesita producir cuñas, imprimir afiches, tener gente sentada  muchas horas diarias frente a una computadora para que nuestro mensaje llegue lo más lejos posible”, visibilizó Marvin Murillo de la empresa Ojalá Comunicación.

El dinero recaudado será administrado por ProParques y cada centavo se destinará  a la producción de materiales y a la difusión misma de la campaña. Para garantizar la máxima transparencia, semanalmente en la página web www.sequemaelcielo.org se publicarán las entradas de dinero y el destino específico de los fondos.

“Lo que no se gaste, o exceda la meta, se destinará a seguir con la campaña luego de que pase el verano, para crear rótulos en las zonas afectadas por los incendios y materiales educativos para las escuelas, porque ya sabemos que para cambiar las cosas se necesita tiempo y constancia”, concluyó Rocío Echeverri de ProParques.

Para hacer efectiva su donación existen varios métodos:

1- Ingresando al sitio web www.sequemaelcielo.org y haciendo su aporte por medio de Paypal.
2- Haciendo su donación en las cuentas Banco Nacional de Costa Rica en colones, cuenta corriente #100-01-075-8661-9, cuenta cliente #15107510010086615.

Todo el material contenido en www.sequemaelcielo.org se puede descargar para que todas y todos propaguen el mensaje. Cuñas de radio, spots de televisión, afiches y fotos, están disponibles para circular entre amigos y amigas dentro y fuera del país.

Hay disponibles afiches impresos, que pueden conseguir escribiendo al correo electrónico sequemaelcielo@gmail.com o llamando al teléfono +506 2524-0728.

Archivo

2017 | 2016 | 2015 | 2014
2013 | 2012 | 2011 | 2010
2009 | 2008 | 2007 | 2006
2005